Marca

NO SUEÑES SI NO PUEDES CUMPLIR TUS SUEÑOS
- Dr. Brijmohan Lall Munjal

El fundador y patriarca del Grupo Hero de $ 3.200 millones es el empresario clásico de la primera generación. Es un hombre que comenzó con poco, soñó en grande y utilizó una combinación de agallas y perseverancia para crear uno de los grupos corporativos más grande del país y la Compañía Nº 1 de motocicletas del mundo.
 

Instintivo desde jóven, Brijmohan Lall realizó un comienzo fuera de lo común en la vida. Allá por los años en que el movimiento de la libertad en India se formaba a fines de los años 20, entró en un Gurukul recientemente abierto (escuela de patrimonio de la India) cercano a su casa en Kamalia (ahora Pakistán). Sólo tenía seis años.

Por consiguiente, comenzó un cuento extraordinaroio de coraje y perseverancia. Brijmohan comenzó su historia en los negocios luego de la división en 1947, cuando él y sus hermanos se mudaron a Ludhiana. La familia creó una compañía que le brindaba transporete básico a la gente pobre (bicicletas). Tres décadas más tarde, como India se desarrolló, agregó un segundo capítulo crucial que visualizó un transporte asequible y tecnológicamente superior para millones de indios de clase media. El resto es historia.

Establecer relaciones

Cuando Brijmohan y sus hermanos comenzaron, no había un concepto de redes organizadas de comerciantes. Las compañías sólo producían y la mayoría de los comerciantes funcionaban como intermediarios. Brijmohan cambió las reglas de los negocios al confiar en sus instintos; introdujo las normas de negocios que eran un adelanto para la época e invirtió en relaciones estratégicas. Brijmohan construyó una serie de vínculos y redes con cientos de miembros de la familia, vendedores, comerciantes y empleados. Parecido al sistema japonés keiretsu , estas redes son ahora los lazos que mantienen unido al Grupo Hero.

"Gracias a las relaciones que se han nutrido tan fervientemente en la Familia Hero, las generaciones más jóvenes de nuestros comerciantes de motocicletas se han convertido en comerciantes de Hero MotoCorp. Dichas relaciones han sobrevivido a través de las generaciones, en tiempos buenos y malos", ahora recuerda el patriarca.

A pesar de establecer vínculos con vendedores y comerciantes, Brijmohan ha sido responsable personalmente por encender el espíritu de la iniciativa empresarial entre sus empleados, y hoy, 40 de sus antiguos empleados son empresarios exitosos.

Adelantarse

A pesar de no calificar técnicamente en el sentido convencional, sólo pocos de su generación comprendieron bien la dinámica de la tecnología como Brijmohan Lall. El podía visualizar la aplicabilidad de la tecnología antes que otros. Por ejemplo, en los años 80, cuando todas las compañías de motocicletas de la India optaron por la tecnología del motor de dos tiempos, Brijmohan prefirió un motor de cuatro tiempos, una tecnología que aumentó radicalmente la eficacia del combustible y redujo los costos de mantenimiento. Esta tecnología fue una de las razones principales del éxito espontáneo de Hero MotoCorp.

Un ciudadano corporativo

Una educación frugal y un sistema de valores Inspirado en el famoso sistema Gurukul, que profundizó la inviolavilidad de la relación maestro-pupilo, empapó en Brijmohan un sólido sentido del compromiso social y la responsabilidad.

Hay un lugar muy especial en su corazón para Ludhiana, la ciudad donde fundó sus raíces. Hoy, Ludhiana es una ciudad moderna y bulliciosa, pero Brijmohan no ha jugado un papel significativo en su evolución. Muchas escuelas e instituciones educativas de Ludhiana le deben su existencia a la familia Munjal.

La Bolsa de valores de Ludhiana le debe su existencia a la visión de Brijmohan al igual que el Club de Ludhiana. Él también puesta a punto del fines de lucro no- la Facultad de medicina de Dayanand sin fines de lucro y el Instituto Hospital hoy considerado uno de las mejores facultades de medicina de la India, en cuanto a infraestructura, calidad del personal y perfirl del alumno.

En Dharuhera y sus alrededores, cerca de la primera planta de Hero MotoCorp, Brijmohan y su familia ha dejado una sello de obras benéficas. La Fundación Raman Kant Munjal, que Brijmohan creó en memoria de su hijo mayor, hoy funciona una escuela secundaria superior y un hospital moderno y bien equipado con 100 camas en Dharuhera. El grupo también ha adoptado diferentes pueblos y brinda educación, capacitación vocacional, agua potable, calles, iluminación en las calles y aguas residuales.